Alquilar coche con tarjeta de debito


Los tiempos modernos y el notable aumento del uso de las tarjetas de débito por una gran mayoría de la población en sus transacciones comerciales del día a día, han obligado a cambiar la antigua tradición de las compañías de alquiler de coche de sólo aceptar tarjetas de crédito para concertar un alquiler de vehículo a también aceptar tarjetas ésta modalidad de pago.

Sin embargo aun existe la posibilidad de que surjan negativas a la hora de intentar pagar el alquiler de un coche en algunas empresas de alquiler usando tarjetas de debito, por lo que hay que tomar algunas precauciones antes de proceder a realizar el acuerdo.

Primero hay que asegurarse de tener varias opciones pensadas, es decir varias compañías con las que podamos contratar el servicio que buscamos y que acepten el modo de pago que tenemos pensado usar.

Hay que informarse en cada una de ellas y con mucha exactitud sobre cuáles son sus políticas en relación al desembolso de los pagos con tarjetas de débito. Si se realiza una búsqueda usando directamente los portales en Internet de las compañías de alquiler más conocidas, se notará que usualmente disponen de una sección de preguntas frecuentes en donde aclaran este tipo de cuestiones, y si no es así entonces se les puede contactar por correo electrónico o llamándoles por teléfono.

Es posible incluso que algunas de las compañías de alquiler que tenemos en mente cuenten con sucursales en la ciudad donde se encuentra el interesado, por lo que podría trasladarse allí para hablar en persona con alguno de los encargados de atención al cliente y averiguar todos los requisitos que exigen en materia de alquiler de vehículos con tarjetas de débito.

Luego de haber solicitado toda la información pertinente al caso es necesario evaluarla y determinar cuál es la opción que resultar ser más conveniente en cuanto a gastos de alquiler, coberturas de seguros, depósitos, etc. y decidirse por la mejor de todas y hay que tener muy en cuenta que los gastos se descontarán directamente del saldo de la cuenta a la que corresponda la tarjeta de débito en particular.